Spanish

image001

Shalom Friends,

While we do not speak Spanish, we do want to help our Spanish speaking friends understand the truth about both the houses of Israel, so we offer the following:

We invite you to contact our Spanish speaking friends, Pastors Nebby and Diane Gomez, at Abba’s People Ministries in Kissimmee, FL: http://abbapeople.com/sp/, or email them at: abbawwm@gmail.com

¿Quien Es Israel?We also invite you to read our Spanish book, ¿Quien Es Israel?

Finally, we invite you to read, in Spanish, the following important documents:

La Esperanza del Israel Redimido

La Alianza del Israel Redimido cree que Yeshua Ha’Natsree (Jesús de Nazaret) era y es el verdadero Mesías, el León de Judá, la rama que reunirá completamente a todo Israel, que murió, y resucitó de entre los muertos y está sentado a la mano derecha del Todopoderoso, y de acuerdo con la antigua Sagrada Escritura, desde Génesis hasta el Apocalipsis, Yeshua es YHVH Elohim (Dios) que aparece en la carne, como el mismo Yeshua lo demuestra (Deuteronomio 18:18-19, Juan 8:58; 10:33; Mat 12:6-8; 9:35; 15:31; Isa 11; 53; Miqueas 5:2-4; Lucas 24:46; Isa 8:14; Juan 2:22, Hechos 3:15-17, Hebreos 13:20, 1 Juan 4:02, 2 Juan 1:7, Apocalipsis 5:5; Juan 1:1).

La Alianza del Israel Redimido cree que somos justificados en el Mesías Yeshua (Él es el corazón del pacto incondicional de Abraham). El signo de la Nueva Alianza es la circuncisión del corazón, lo que lleva a la confesión, la salvación, la fe, la gracia y las buenas obras en el Mesías. El pacto mosaico condicional presenta las verdades eternas de la Torá (Las enseñanza e instrucciones de Dios) a su pueblo, la audiencia de lo que provoca una bendición o una maldición (responder y ser bendecidos, desobedecer y tener escasez). En el Nuevo Pacto, la Ley de Yeshua, la cual no contradice las palabras eternas de la Torá, tienen que ser escrita en nuestros corazones por el Espíritu Santo (Rom 4:13-16; 5:2; 10:10; 1 Pedro 1:19, 2 Cor 5:21; Gálatas 3:16,29; Tito 3:5; Hebreos 10: 38;  1 Juan 1:9; Efesios 2:8; Santiago 2:14; Deu 28, Ezequiel 36:26; Jeremías 31:31-33, Heb 10:16; Gálatas 2:16; Juan 5:46; 10:30; 14:2; 15:10).

El Israel Redimido es un pueblo cuyo deseo de corazón es reunir plenamente al olivo de Israel, para restaurar “las dos ramas” tanto Efraín como Judá en una sola nación, la nación de Israel, redimidos por medio Yeshua el Mesías. Buscamos despertar a Efraín de la oscuridad, y usarlo como ejemplo, para despertar a Judá al Mesías y así acelerar el retorno tanto de Yeshua a la tierra como de la restauración del Reino a Israel (Mateo 6:10; 12:25; 21:43; 24:43, Lucas 22:29-30, Marcos 13:34, Lucas 22:29-30, 2 Crónicas 11:4; Eze 37:15-28; Jer 11:10,16; 2:18,21; Romanos 11:17,24; Efesios 2:11-22, Hechos 1:6).

El Israel Redimido considera al pueblo judío y los hijos de Judá, más “los hijos de Israel, sus compañeros ” como los representantes identificables, y que los seguidores no Judíos del Mesías de todas las naciones e hijos de Efraín, además de “toda la casa de Israel, sus compañeros” han sido, hasta ahora, los representantes no identificables (Génesis 48:19; Oseas 1-2; 5:3; Eze 37:16, Jer 31:6-9; Gen 15:2-5; 26:3; 28:4; 11:09 Heb; Isa 56:3,6-8; Efesios 2:11-22).

El Israel Redimido afirma que el pueblo Judío se ha mantenido identificable como la semilla del patriarca Jacob, pueblo del pacto de YHVH, para preservar su Torá (Ley), las Fiestas, y el séptimo día de Shabat (sábado), que la salvación del Pueblo judío a través de la aceptación del Mesías Yeshua, será el acto culminante de la redención de la humanidad, y que es necesarios para la restauración del Reino de Israel. Además, el Padre planea que Efraín, siendo “ la rama de olivo silvestre, “estimule a Judá a querer lo que ellos tienen, están llamados a caminar de tal manera que harán que Judá este celoso de la relación que ellos(Efraín) tienen con el Dios de Israel (Génesis 48:19; Isa 11:13; 37:31,32; Zec 2:12; Eze 37:15-28; Oseas 1:7; Rom 10:19;11:11,14; Mateo 23:39).

El Israel Redimido cree que muchos de los seguidores no judíos de Yeshua son los retornados de Efraín, los que una vez estubieron entre los gentiles como “Loammi / No pueblo”, que han sido restaurados a la ciudadanía de Israel a través de su pacto con el Mesías de Israel, y que no son más “gentiles”, sino la promesa cumplida de la restauración de los desarraigados de Efraín, y de la profecía de Jacob que Efraín se convertiría en ” melo hagoyim / la plenitud de los gentiles.” Como Efraín, han sido mantenidos en secreto hasta hace poco y han sido usados para preservar el testimonio de Yeshua, el Mesías de todo Israel. El despertar, reconocimiento y desempeño como Efraín, y su reencuentro con Judá, es parte del plan divino de la restauración de Israel a su Mesías y al Reino de YHVH (Gen 48:19, Oseas 1:9-10; 5:3; 8:8; Amós 9:9; Jeremías 31:18-19; Zec 10:7; Rom 9:24-26; 11:25-26; Efesios 2:11-22).

El Israel Redimido declara que los creyentes en Yeshua no estaban destinados a reemplazar a Judá como Israel, sino que como “Efraín”, son parte de los llamados (ekklesia / asamblea / iglesia), y en estos últimos días, el Padre los está llevando, cada vez que sea bíblicamente posible, a que se unan con Judá, de modo que Judá (los judíos fieles que recibirán Mesías) y Efraín (No judíos fieles seguidores del Mesías) puedan cumplir el destino de las dos casas de Israel, y así, juntos, puedan cumplir las profecías acerca del unico, unido, y victorioso Pueblo de Israel (Jer 31:9, Romanos 8:29, Col 1:15,18; 2:12; Hebreos 12:22 – 24; Lev 23:2-36; Exo 19:5; 1 Pedro 1:1; 2:9; Jer 3:18; 23:6; Zec 8:13; 12:1-5; Mateo 25:31-46 ; Exo 12:48-49; Números 15:15-16, Isa 56:3,6-8).

El Israel Redimido sostiene que hasta el momento “una ceguera parcial” le ha acontecido a todo Israel(ambas casas), y que cuando las vendas les sean quitadas, los seguidores no Judíos de Yeshúa obtendran la revelación de su papel como Efraín, se convertirán en los defensores de las verdades bíblicas de la Torá y de su hermano Judá, y debido a este cambio de carácter, muchos judíos aceptarán a Yeshua como el Mesías. Este proceso ya ha comenzado, como se indica a través del Movimiento Judío Mesiánico(Judá), el Movimiento Cristiano Sionista (Efraín), y El Movimiento Mesiánico del Israel Redimido (unión de Judá y de Efraín) (Isa 8:14; 11:13; Rom 11:25,26; Jer 33:14-16; 31:18-19; Ezequiel 37:15-28).

La reunión y la restauración completa de las dos casas: Es la esperanza que arde en los corazones de los redimidos de Israel …

© 1995-2012 Alianza de Israe Redimidos y Batya Ruth Wootten

Traducido por Carlos Izaguirre

 

La Alianza del Israel Redimido: Declaramos las Siguientes Verdades

LA SALVACIÓN

La Alianza del Israel Redimido cree que la salvación es un don gratuito que está disponible a quien responda a El Santo de Israel. Creemos que Él está reuniendo a personas de toda nación, tribu,familia, y lengua. Cuando Los Redimidos de Israel seán totalmente reunidos, brillarán con todos los tono de piel conocidos por el hombre. Creemos que la sangre derramada del Mesías Yeshua es la fuente de vida eterna para todos los seres humanos, incluyendo las doce tribus de Israel. Creemos que, las puertas a la Comunidad de Israel están abiertas a toda persona a quien el Todopoderoso invita a entrar a través de ellas, y, que una vez que llegan a la fe salvadora en el Mesías Yeshua, a partir de entonces pertenecen a La eterna comunidad “de Israel” (Efesios 2:11-22; Apocalipsis 5:9).

LA DEIDAD DE NUESTRO REDENTOR, YESHUA, EL MESÍAS.

Creemos en la deidad y eternidad de Yeshúa el Mesías. Creemos que tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados y tener fe en el trabajo terminado en la cruz, que Él es nuestro Redentor, y por lo tanto, nuestro Elohim, Dios en la carne. ” el Rey y Redentor de Israel , YHVH Todopoderoso [dice], yo soy el primero y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios “y” Yo, YHVH, soy tu. Salvador, tu Redentor, el Poderoso de Jacob “(Isaías 44:6; 60:16). La Palabra revela que, “Ningún hombre puede, por cualquier medio redimir al hermano, ni dar a Dios un rescate por él. “Y que” [sólo] Dios puede redimir nuestra vida del poder del Seol ” (Salmo 49:7-15). Como seguidores del Mesías de Israel, somos “redimidos por la sangre preciosa … del Mesías.” Fue “Inmolado, y fuimos comprados para Dios con su sangre, hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación” (1 Pedro 1:18-19; Apocalipsis 5:9). Él es el Primero y el Último, el Alef y el Tav, el Poderoso Dios, nuestro Creador (Apocalipsis 21:6; 22:13; Isaías 9:6; Juan 1:1-3;. Colosenses 1:16) Creemos en la pluralidad del Único y Verdadero Dios, en Su unidad compuesta como es definida por la palabra hebrea “echad”. Declaramos que esto es una verdad principal sobre la que descansa nuestra fe.

EL PECADO DOBLE DE LA TEOLOGÍA DEL REEMPLAZO

No creemos en la Teología del Reemplazo, la cual dice que la “iglesia” ha reemplazado al pueblo judío en el plan divino de YHVH. En vez de eso, creemos que El llevó al pueblo de Judá de vuelta a la Tierra, y apoyamos la moderna nación de Israel. Por otro lado, creemos que al separar la verdadera Ekklesia / congregación del Mesías de la identidad que le corresponde como parte del pueblo de Israel nos lleva a conceptos engañosos. Por lo tanto, enseñamos acerca de “las dos casas de Israel” y sobre su plena restauración (Isaías 8:14; Ezequiel 37:15-28, Efesios 2:11-22). Así como Judá no puede ser reemplazado, tampoco aquellos de su hermano José pueden ser reemplazados. Ninguna casa puede sustituir a la otra. Creemos que ambas casas tienen que estar totalmente restauradas en Yeshua el Mesías, perdonarse, amarse y apreciarse la una a la otra.

ACTITUDES ANTISEMITICAS Y ANTICRISTIANAS

Creemos que, de maneras diferentes “, ambas casas de Israel” han “tropezado” en el Santuario / Templo que es Yeshua el Mesías (Isaías 8:14; Juan 2:19-22). Y que, “todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” En conjunto, “nosotros reconocemos nuestra maldad y la culpa de nuestros padres “, y que” de hecho hemos pecado contra ti, ” OH SEÑOR (Jeremías 14:20; Daniel 9:11, Romanos 3:23). Sin embargo, también sabemos que el perdón está disponible para aquellos que se arrepienten de sus pecados (Lucas 24:47).

Las dos casas de Israel, tanto Efraín y Judá, han tropezado, porque ambas se endurecieron parcialmente a diferentes verdades acerca del Mesías (Romanos 11:25). Pero ahora es el momento de que la ceguera llegue a su fin. Es hora de que todos los involucrados traten de consolar y elevar a los demás, y de “honrar a aquellos a quien honor merecen.” Es tiempo de honrar a cada casa por las diferentes verdades que han dado a luz (Romanos 13:7). Por lo tanto, honramos al pueblo Judío por tratar de mantener las verdades eternas de la Torá, y honramos a la Iglesia por tratar de mantener la verdad sobre el Hijo Unigénito de Dios. Ninguna de las Casas ha hecho un trabajo perfecto, por eso optamos por dejar atrás los errores de ambas, para abrazar lo positivo que ambas ofrecen, y, para añadir a las cosas buenas, de las verdades de las Escrituras que el Padre revela en esta hora de la última restauración.

Creemos que ahora es el momento de “Pasad, pasad por las puertas, despejar el camino para el pueblo, construir, construir la carretera, quitar las piedras, levantar un estandarte sobre los pueblos “(Isaías 62:10). El Palo de Israel” la Unión” ,significó que la “hermandad entre Judá e Israel,” se rompió hace mucho tiempo, pero ahora es el momento de que nuestros dos palos vuelvan a ser hechos uno en la mano de nuestro Padre (Ezequiel 37:19; Zacarías 11:14). Ya es hora de que busquemos la restauración, y que las actitudes del antisemitismo y anti-cristianas no tengan lugar en esta restauración. Ambas actitudes son pecado ante los ojos de nuestro Padre Celestial.

LA IGLESIA / EKKLESIA, Y LA COMUNIDAD DE ISRAEL

La verdadera ekklesia / iglesia / congregación / Los llamados de la Nueva Alianza pertenecen a la comunidad de Yeshua el Mesías de Israel (Efesios 2:11-22). Esa Comunidad se compone de Judios que son Salvos, y de israelitas de las diez tribus perdidas, así como de la totalidad de sus compañeros que son Salvos tambien, independientemente de los antecedentes genéticos. Colectivamente, somos el Israel ” del Dios Eterno “(Gálatas 6:16). Nuestra identidad como “creyente en Israel” sustituye a todas las otras identidades: judío, griego, macho, hembra, esclavo, libre. Sin embargo, todos los miembros del Cuerpo del Mesías son considerados hijos de Israel, ya sea por nacimiento físico, o haberse acercado al Pacto de Israel por el Ruaj HaKodesh (el Espíritu Santo). Creemos que, al final, Israel será una sola, santa Nación del pacto.

ISRAEL ESPIRITUAL- ISRAEL FISICO

Desde el principio YHVH llamó a su pueblo a adorarle en espíritu y en verdad, y de ser circuncisos de corazón, como lo era nuestro padre Abraham. Es un hecho biológico que los israelitas seran siempre hijos de Israel. Durante su tiempo en la tierra ellos y su descendientes podrán estar en diversas etapas de creencia, o incluso de incredulidad, más sin embargo seguiran siendo descendientes biológicos de la doce tribus de Israel. Es más, todos los creyentes somos personas físicas, y, para poder complacer al Padre, debemos adorarle en espíritu. Tenemos que ser regenerado por el Espíritu, “volver a nacer de nuevo.” En Yeshua el Mesías, Judíos y no Judíos nos convertimos en “un hombre nuevo”, pero, esta verdad no niega los hechos sobre las semillas dispersas de Efraín ni niega su legítimidad al colocarlos como parte del pueblo de Israel. Los Nacidos de Nuevo de Judá, Efraín y sus compañeros son tanto personas físicas como espirituales y el hombre no puede separarlos equitativa o justamente basandose en supuestos antecedentes genéticos. La humanidad no puede, absolutamente estar segura de quien es o no , descendiente de las doce tribus de Israel. Sin embargo, el Todopoderoso lo sabe, e incluso puede

contar los cabellos de nuestra cabeza. Sabemos que la iglesia primitiva estaba compuesta de israelitas físicos, y sugerimos que no debemos desheredar a sus herederos porque siguieron al Mesías de Israel. Por otro lado, mientras que algunas cosas se pueden suponer, la gente no puede probar absolutamente una conexión genética que va todo el camino de regreso a los patriarcas, y no sugerimos buscar “genealogías interminables” (1 Timoteo 1:4). Grandes pasos se han hecho en el campo de la genética, y la descendencia física se puede demostrar hasta sierto punto, pero no debemos ser argumentativo sobre el tema, o tratar de hacer reclamaciones arrogante basadas en la genealogía. Más importante que un cuerpo que está destinado a volver al polvo de donde vino, es el si nos hemos convertido en una nueva creación en Yeshua el Mesías (Romanos 8:23, Colosenses 3:11). Ser, una nueva creación espiritual es más importante que cualquier verdad genética, pero, tambien el haber nacido de lo alto no cambia los hechos de los antecedentes genéticos. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que la Comunidad del Mesías de Israel está compuesta por seres humanos físicos, con antecedentes físicos a menudo desconocidos, que son llamados, en esta vida, a caminar el camino espiritual de la fe como el de Abrahamla.

El USO DE LOS TITULOS “EFRAIN Y JUDA”

A menudo nos referimos a los creyentes no-judíos como “Efraín” y a veces vagamente usamos el título de la “Iglesia”. En el Nuevo Pacto, ekklesia se traduce a menudo como iglesia, en nuestros días se ha convertido en un nombre de varias facetas o título. Hay una iglesia verdadera, la cual incluye a todos los que verdaderamente buscan seguir al Dios de Israel, y existe un “sistema de la iglesia” que a veces persigue a los verdaderos creyentes. Algunos de fe cuestionable pretenden ser “de la iglesia.” Lo mismo es cierto para los que son del Judaísmo. Algunos judíos, en lo mejor de sus capacidades, tratan de seguir al Santo de Israel, y algunos se declaran ateos. Por lo tanto, el uso de estos títulos puede ser confuso si no sabemos lo que se quiere decir con ellos. En este trabajo, estos títulos serán utilizados con la creencia de que, al final, el Santo mismo decidirá quién entre ambos pueblos se encuentra aceptable para El (Mateo 5:20; 7:23; Juan 8:44; 10:33; Hechos 7:38, 2 Tesalonicenses 1:1, 2:13, 2 Timoteo 3:1-12, Apocalipsis 2:9;3:9,16).

También utilizamos los términos “Efraín y Judá”, sabiendo que las dos casas han tenido conversos, a quienes incluimos en nuestro uso de titulos (Ester 8:17). Tratamos de evitar llamar a los creyentes no judíos “gentiles, porque ellos son los”ex-gentiles “que han comenzado a seguir al Mesías de Israel, y por lo tanto, son sus súbditos.

Efraín y Judá son los títulos que el Padre usa en Ezequiel los “dos palos” de la reunión de los últimos días y tratamos de utilizar principalmente estos de la misma manera (Ezequiel 37:15-28, Efesios 2:11).

¿CUÁl ES EL NUMERO DE LOS HEREDEROS FÍSICOS?

A los patriarcas, Abraham, Isaac, y Jacob, se les prometió “millares” de descendientes físicos (Génesis 15:1-6; 35:11; Romanos 4:3-23, Hebreos 11:11-12). Esa promesa fue traspasada a Efraín, el hijo de José,. Los del Reino del Norte (Efraín), estaban destinados a convertirse en un melo hagoyim, o la plenitud de los gentiles / naciones (Génesis 48:19;

Romanos 11:25). Sin embargo, sólo Dios en el Cielo puede saber con certeza cuantos herederos tienen ahora. La Escritura sugiere que muchos de los seguidores no judíos de Yeshua son probablemente retornados de Efraín, los herederos de aquellos que una vez fueron esparcidos entre las naciones alrededor de 722 aC. Ellos son probablemente el Lo Ammi de Oseas, los que una vez fueron “No Pueblo,” pero ahora están siendo restaurados a través del Mesías de Israel, como fue prometido por los profetas. De esta manera, los ex ” Gentiles “que están siendo, y han sido, reunidos de las naciones están empezando a reconocer su identidad como parte del pueblo redimido de Israel, porque el final de su ceguera ante la verdad de su origen israelita está a la vista (Oseas 1-2; Romanos 9-11).

EL OLIVO DE ISRAEL Y SU CEGUERA

Creemos que el olivo de Romanos 11 describe las dos casas de Israel. Las ramas Naturales(cultivadas) del olivo, de las cuales Pablo escribió, describen la casa de Judá, y las ramas del olivo silvestre a los dispersos de Efraín. Creemos que ambas casas de Israel, tanto Efraín como Judá, estaban endurecidas de diferentes maneras. Ambas han tropezado en el Santuario que es la piedra de tropiezo. Creemos que la raíz del olivo de Israel es Yeshua el Mesías, y que los que estamos arraigados en Él somos llamado a caminar de tal manera que hagamos que los demás quieran tener lo que tenemos en Él (Isaías 8:14; 11:10,16; Juan 2:19-22; Apocalipsis 22:16).

NEGACIONES, LINAGES, CONVERSIONES AL JUDAISMO Y NUESTRO GLORIOSO FUTURO

¿Por qué enseñamos acerca del “Israel biológico”?

Por tres razones:

1) La mayoría de las personas definen a Israel sobre la base de una idea de descendencia física, independientemente de lo abstracto o vago de la definición. La percepción de una descensia física de los patriarcas, o una supuesta falta de ella, es más a menudo el factor decisivo en todos sobre su “decisión de Israel.” Para entender la Biblia, tenemos que definir a”Israel”, y nos vemos obligados a abordar la idea del “Israel físico.” También hacemos frente a este nivel de interpretación, que es la base de la engañosa presunción en la mayoría de las conclusiones sobre este asunto. Desafiamos la validez de esta norma errónea, ya que las respuestas erroneas que han surgido de la misma han afectado los fundamentos mismos de nuestra fe. Al llegar a conocer a Yeshua el Mesías(Jesucristo), uno naturalmente hace las siguientes preguntas, “¿Quién es su pueblo escogido? ¿Quiénes son los herederos de Abraham? ¿Quién es Israel? “Y, con el surgimiento del movimiento judío mesiánico se levantó una falsa afirmación de que los “creyentes no judíos no eran parte de Israel. “

2) Esta afirmación falsa y destructiva ha llevado a muchos miles de marginados que no son Judios a convertirse al judaísmo, esto ha llevado a decenas de miles de personas a negar a Jesucristo, o a ocultar su fe en Yeshua el Mesías. Les dijeron que no eran parte de Israel, por lo que se convirtierón al judaísmo para poder ser incluido como parte del “pueblo elegido de Dios. Lamentablemente, en los círculos mesiánicos, el judaísmo tiende a ser exaltado y el cristianismo ha ser visto como una fe “menor”. Esta actitud también conduce a problemas. La verdad es que los creyentes no judíos son parte del “pueblo elegido” del Padre (1 Pedro 1:1; 2:9-10). De esta forma, la mayoría de los Mesiánicos saben de al menos un creyente que se ha convertido al judaísmo. Y, la mayoría han experimentado, en algún nivel, la repercusión de las actitudes anti-Iglesia que se encuentran a menudo en los círculos mesiánicos. Nosotros enseñamos la verdad acerca de las dos casas de Israel con la esperanza de frenar esta marea destructiva. También enseñamos la verdad, porque creemos que el decirle a los no-Judios que “ellos son la Iglesia, y no de Israel”, ha llevado a muchos tener una actitud indiferente y a tener una falta de interés con respecto a la moderna nación de Israel, e incluso a un aumento en el antisemitismo.

3) Por último, enseñamos acerca de Efraín y Judá, porque creemos que les espera un futuro glorioso. Grande es el cambio destinado a llegar a Efraín / Israel, y este cambio, en su momento, llegará a ser una gran bendición para el pueblo judío. Lo cierto es que no podemos entender los últimos tiempos, sin entender primero la restauración completa de Efraín y Judá. La Alianza del Israel Redimido fue fundadá sobre todo para aquellos que quieren ser capaces de centrarse en esta importante restauración en estos últimos días, con el poder del Espíritu.

HONRANDO LA TORAH Y EL NUEVO PACTO

Animamos a todos los israelitas a honrar las verdades eternas de la Torá, a vivir sus vidas con sus preceptos y su profunda sabiduría (Deuteronomio 4:6-9). La Torá es la historia de nuestro pueblo, es incluso la constitución sobre la que Israel basa su nacionalidad. La Iglesia Primitiva asumió que sus preceptos eternos se enseñaría en todas nuestras confraternidades(Hechos 15:20-21; 24:14). La esencia de la promesa del Nuevo Pacto es que YHVH Mismo escribirá las verdades de la Torá en el corazon de las personas, por medio de su Espiritu Santos/Ruac Hakodesh, por lo tanto, la Tora no se debe enseñar con un espiritu de legalismo sino con poder del Espíritu Santo (Jeremías 31:31-34; Zacarías 4:6, Hebreos 8:8-12; 10:16). La verdadera Torá nos nutre y nos habla de nuestro Dios, que es “amor” (1 Juan 4:16).

Honramos la Torá escrita como el “maestro” que nos lleva a la Torah Viviente, al Mesías Yeshua. Pero, una vez que llegamos a la fe en el Mesías y hemos nacido de lo alto por su Espiritu, ya no estamos bajo ese maestro.” Somos una nueva creación en Él, y Él es considerado digno de más gloria que Moisés, por tantas cosas como el constructor de la casa tiene más honra que la casa “(Mateo 5:17, Juan 1:14, Romanos 6:14-15, Gálatas 3:24-25, 5:18, 6:15, Hebreos 3:3; 1Pedro 1:23). Sin embargo, Yeshua no vino a abolir la ley, sino a cumplirla, es decir, para mostrarnos cómo ha de ser salió delante de los hombres. Él dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Tratamos de mantener el Mandamientos no, porque es “mandato”, sino porque amamos a nuestro Mesías y queremos andar como el anduvo. Buscamos emular y levantarlo. Él dijo: “Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Juan12:32).

También damos honra completa al Nuevo Pacto, cuyas palabras inspiradas que nos prometió en la Torá entregada a nosotros por Yeshua el Mesías, y luego por aquellos a quien constituyó (Deuteronomio 18:18-19, Juan 1 :17-20). Así, el nuevo Pacto es una extensión, una continuación de la Torá, los Escritos y los Profetas. Es la Palabra inspirada de YHWH, Elohim, y debe ser honrado como tal. A pesar de que todos los libros de la Biblia fueron escritos por hombres mortales, al final, el verdadero autor es el mismo Todopoderoso.

LA RESTAURACIÓN DEL REINO DE ISRAEL

La Alianza del Israel Redimido considera que la plena restauración del reino de Israel aún no ha ocurrido, y que su restauración completa tiene características que muestran que es un evento futuro. Ezequiel 37:15-28 describe tres cosas que van a ser evidentes cuando las dos casas de Israel sean reunidas y totalmente restauradas:

Israel va a experimentar un retorno completo a toda su tierra prometida y no un retorno parcial, como lo vemos hoy. No intercambiara la tierra prometida por una supuesta paz cuando Israel sea totalmente restaurada.

Israel será sin culpa, sin ídolos. La idolatría no se encontrara en ninguna de las casas. No habrá más prácticas paganas, ni escritos babilónicos que se opongan a la verdad de las Escrituras.

Un rey reinará sobre todo Israel. Ese será el Rey de Reyes y Señor de Señores-Yeshua el Mesías

Esta reunión y restauración completa de toda la casa de Israel es necesaria para que el Reino seá restaurado a Israel. Es la restauración del “Tabernáculo caído de David”, y se parecerá al reino de David, que reinó sobre todo Israel, ambas casas. Deseamos trabajar para restablecer la hermandad rota de Judá y Efraín. Tratamos de ministrar las dos casas de Israel, para que el Reino pueda ser restaurado a todo Israel.

UNA FUNDACIÓN PERO NO NUESTRO ENFOQUE

La Alianza del Israel Redimio cree que cuando los retornados no -Judios se den cuenta de que son ciudadanos de la Comunidad de Israel, y sean aceptados como herederos iguales por sus hermanos judíos, nuestra división se desvanecerá en el pasado. El tener una perspectiva adecuada sobre este tema nos ayuda a estar empoderados Nos anima a ser el sacerdocio real, la peculiar nación de Israel que colectivamente son llamados a ser. Los puntos anteriormente descritos de fe no son para que sean nuestro enfoque, sino para formar parte de nuestra comprensión fundamental. Nos ayudan a entender nuestro papel como parte del pueblo de YHVH. Estas verdades esenciales no deben ser obstaculizadas, evitadas, negadas, ni comprometidas, porque tenemos que pagar un precio por enseñárlas. La verdad tiene un precio, pero al final, esta libera a la gente. Muy importante, estas verdades necesitan ser entendidas si vamos a dar el siguiente paso en Yeshua el Mesías, que es caminar en sus pisadas, para ser como Él, tanto en palabra y obra.

Angus y Batya Wootten

Fundadores de la Alianza del Israel Redimido

PO Box 700217, Saint Cloud, FL 34770 – Teléfono 800 829 8777 Fax 407 347 3770 – www.redeemedisrael.com – ©